WhatsApp en el colegio: Consejos sobre grupos de profesores

111114_1135_Consejossob1.png

Esta semana continuo con el uso de WhatsApp en el colegio y si hace un tiempo comentaba el uso de esta herramienta con alumnos, hoy me gustaría hablar de los grupos que se forman para coordinar equipos de trabajo de profesores.

WhatsApp en el colegio: una herramienta con posibilidades

Junto a los grupos en los que participan compañeros y que suelen tener un tono muy distendido, empiezan a proliferar grupos creados por algún responsable (director, jefe de departamento, coordinador, etcétera) que se usan para coordinar el trabajo y transmitir información rápidamente al equipo.

No cabe duda de que en ciertos casos un grupo de estas características puede ser de gran ayuda, especialmente en situaciones que requieran una actuación ágil o para recabar información al instante.

Mi experiencia personal ha sido en este sentido muy positiva pero he de decir que los grupos de WhatsApp que mejor han funcionado fueron aquellos en los que sus miembros ya formaban un buen equipo. El grupo de WhatsApp contribuyó muchísimo a la buena sintonía del equipo, especialmente en momentos de gran carga de trabajo.

Debemos tener en cuenta que el teléfono móvil es un elemento que nos suele acompañar durante todo el tiempo y recibir notificaciones de un grupo del colegio en las horas en las que no estamos trabajando puede ser una fuente muy importante de estrés que contribuya a la sensación de no poder desconectar.

Si aun así decidimos crear o formar parte de un grupo de WhatsApp en el colegio, aquí os dejo algunas ideas que pueden ser útiles para su gestión:

Cuidar los horarios

Lo primero que debemos tener claro al crear estos grupos en un colegio sería en qué momentos creemos que los profesores van a poder consultar los mensajes del grupo. Un profesor no debería consultar los mensajes de WhatsApp en horas de docencia y mucho menos mantener conversaciones por esta herramienta delante de sus alumnos. El responsable del grupo debe velar porque los mensajes que se envíen en horario lectivo sean los mínimos.

Evitar enviar mensajes del tipo “recordad que…”, “mañana necesito…” fuera del horario laboral. El tiempo personal de cada uno es sagrado y estos mensajes pueden interpretarse como una forma de presión.

Importante: Números de teléfono personales y estados visibles para todos

Los números de teléfono son visibles para todos los miembros del equipo. Si se trata de números corporativos esto no es un problema, pero la situación de verse incluido en un grupo de WhatsApp sin previo aviso y que tu número de teléfono personal sea compartido con todo un equipo de trabajo puede no ser muy agradable.

Para evitar esto, lo mejor es avisar a todos los integrantes del grupo antes de crearlo. De esta forma sabremos si alguien no está de acuerdo en que su número sea incluido en la lista, evitando la incómoda situación de que abandone el grupo nada más crearse y se deban dar explicaciones al resto sobre lo ocurrido.

Todos en el grupo podrán ver tu imagen de perfil y tu estado, incluido el responsable del equipo, por lo que tendrás que cuidar tu marca personal y evitar estados o imágenes que de una u otra forma puedan ser malinterpretados por los demás miembros del grupo.

Cuidado con la presión que puedan ejercer estos grupos de WhatsApp en el colegio

La presión social que los grupos de WhatsApp pueden ejercer entre compañeros de trabajo puede ser problemática. Por determinadas circunstancias alguien puede desear no pertenecer al grupo y el hecho de pensar que al abandonarlo otros crean que ya “no se está alineado” puede ser origen de presiones y conflictos laborales poco deseables.

Algunas normas de sentido común

Nada más crear el grupo el administrador debería indicar unas normas claras haciendo alusión por ejemplo a los temas que pueden tratarse, los horarios adecuados, y prohibir especialmente el envío de imágenes de alumnos por WhatsApp. Cuando alguien no cumpla las normas se le debe avisar de forma clara y preferiblemente en privado.

Igualmente, nunca debemos dirigirnos alguien en particular usando el grupo, para ello es mejor un mensaje privado.

La mayoría de estas ideas que comento en el post son aplicables a muchas otras situaciones en las que se establezcan comunicaciones de grupo, no solo en WhatsApp.

Curiosamente he comprobado que mucha gente es capaz de manejarse muy bien en grupos de correo o foros con su equipo de trabajo y sin embargo olvida todas estas cuestiones cuando se comunica por un grupo de WhatsApp en el colegio.

Como siempre me gustaría contar con tus ideas y experiencias sobre el tema en los comentarios.

Hasta la próxima semana.

WhatsApp con alumnos? Mejor piénsalo dos veces

Últimamente escucho y sobre todo leo que usar WhatsApp con alumnos es una fantástica forma de comunicación. A los omnipresentes grupos de padres y madres que queramos o no, ya forman parte del ecosistema educativo, se están sumando grupos en los que participan conjuntamente alumnos y profesores.

Sobre si es o no conveniente usar WhatsApp con alumnos la respuesta es que debemos actuar como con cualquier otra herramienta: será más o menos adecuando dependiendo de las características del grupo y de los objetivos que pretendamos, aunque en este caso personalmente no estoy muy a favor.

 

Atento a la privacidad y la edad legal al usar WhatsApp con alumnos.

Con WhatsApp debemos ser extremadamente cautelosos ya que su uso supone que los números de teléfono serán visibles para todos los miembros del grupo y no todos pueden estar de acuerdo en compartir esta información.

Por muy sanas que sean las relaciones entre profesores y alumnos creo que hay barreras que no deben saltarse, especialmente cuando tratamos con determinadas edades.

La edad de los alumnos es otro factor importante. En España un menor de 14 años no puede dar su consentimiento para el tratamiento de datos que requiere darse de alta en una red social o usar una aplicación móvil como WhatsApp. El hecho de que los alumnos tengan un teléfono con esa aplicación instalada no quiere decir que los padres hayan dado el consentimiento para su uso y mucho menos que estén de acuerdo en que se utilice para una actividad escolar.

 

¿Te has planteado cómo quedará tu proyecto si una familia se opone al uso de WhatsApp? Es muy probable que esto ocurra.

Es altamente recomendable que pidas el consentimiento por escrito de las familias antes de lanzarte a crear el grupo. Al igual que con cualquier otra red social, lo mejor es que informes a los supervisores de tu centro sobre cuáles son tus intenciones. El jefe de estudios, de departamento, coordinador tic y por supuesto el director, deben conocer los detalles del proyecto que incluye WhatsApp.

 

Establece unas normas muy claras

Una vez que tengas el visto bueno de todo el mundo y te sientas respaldado para crear tu grupo de WhatsApp, informa a los alumnos sobre el objetivo del grupo, los horarios para enviar y los tipos de mensajes que son aceptados.

Comenta también con ellos las pautas generales de seguridad que deben seguir al usar el teléfono y muy especialmente en WhatsApp. Tendrás que lidiar con dos situaciones: alumnos chateando en clase sin saber muy bien si están en tu grupo y sospechas sobre la creación de grupos alternativos al que usas para tu proyecto.

 

Es un arma cargada para enviar un mensaje al grupo equivocado.

Créeme si te digo que alguna vez enviarás un mensaje, una foto o un vídeo a un grupo por error, si es que no te ha ocurrido ya. Las consecuencias de enviar un mensaje a un grupo de alumnos equivocadamente pueden ser devastadoras.

Hay que ser extremadamente cuidadosos con el texto de un mensaje ya que en las comunicaciones por WhatsApp solemos ser más relajados, usamos más iconos y una cosa es el contexto en el que tu envías un mensaje y otra muy distinta el contexto en el que pueda estar la persona que lo recibe, especialmente cuando hablamos de menores y adolescentes.

¡Cuidado con tu estado!

Todos los miembros de un grupo pueden ver tu estado e imagen de perfil por lo que deberás ser cuidadoso al elegirlos, especialmente si tienes alumnos en tus grupos, pero también si tienes entre tus contactos compañeros de trabajo y más aún si están por encima de ti en la cadena de mando.

 

¿Qué opinas tu?

Llegados hasta aquí, estoy seguro de que merece la pena darle una oportunidad a otros servicios que de entrada ofrezcan menos posibilidades de causar problemas que WhatsApp, pero me gustaría conocer tu opinión al respecto en los comentarios.

Hasta la próxima semana.